Saltar al contenido

Circuitos por Castilla La Mancha

Castilla La Mancha es escenario principal de uno de los libros clásicos más importantes de la lengua española, “Don Quijote de La Mancha”. La ruta de Don Quijote atraviesa cordilleras y llanuras con viñedos, castillos y molinos de viento. Los castillos de Castilla La Mancha son, precisamente, un elemento crucial de esta región.

Otro recorrido que se ha hecho conocido es la Ruta por la Red de Juderías, un viaje al siglo XV que persigue el pasado sefardí. Toledo es punto de referencia por sus sinagogas y un intrincado laberinto que ocupaba el diez por ciento de la Toledo amurallada.

Los paisajes de La Mancha, asimismo, brillan a lo largo y ancho de la región; sobre todo en sus tres parques nacionales. Algunas de las especies que verás son ciervo, corzo, zorro, lince y águila real.

Qué visitar en Castilla La Mancha

Los grandes atractivos para escapadas Castilla La Mancha son el casco antiguo de Toledo, las casas colgantes de Cuenca y las lagunas de Ruidera: 15 lagunas que discurren a lo largo de 30 kilómetros, entre las provincias de Albacete y Ciudad Real.

En Toledo, una de las ciudades de Castilla La Mancha con más renombre (por no decir la de más), convergen los monumentos de la cultura musulmana, judía y cristiana.

Sube la calle que rodea la muralla y entra por la histórica Puerta de Bisagra. Si sigues hacia la Puerta del Cristo de la Luz, accedes a lo que era la entrada a la ciudad en la época musulmana. No más ingresar verás un tramo de la antigua calzada romana, y la antigua Mezquita, convertida en la iglesia del Cristo de La Luz.

Entra aquí para conocer todos los circuitos por Castilla La Mancha.

Otro de los lugares para visitar en Toledo es la Plaza de Zocodover, antiguo mercado que conecta, a través de calles angostas, con el Alcázar, una fortificación sobre rocas ubicada en la parte más alta.

La otra ciudad que tienes que ver en Castilla La Mancha es Cuenca. Arraigada en las montañas, conserva el recinto histórico amurallado; las calles empedradas conducen a las ruinas de castillos medievales. Las casas colgantes, situadas sobre los ríos Júcar y Huécar, se aferran a la roca calcárea, al borde del desfiladero, y son un ícono entre las cosas que ver en Cuenca.

Hablemos de Pueblos con encanto Castilla La Mancha:

Pueblos bonitos de Toledo

Toledo y Madrid quedan a solo 70 kilómetros de distancia: 50 minutos de viaje separan la Capital española de algunos de los pueblos más bonitos de Castilla La Mancha. El Real de San Vicente es un pueblo tradicional de sierra donde el trabajo rural sigue imperando.

Otros sitios para visitar en Toledoson Escalona, sobre el río Alberche, con un imponente castillo mudéjar del siglo XV, y Maqueda, cuyo castillo Castro de la Vela fue una torre vigía romana convertida en fortaleza musulmana. Pueblos de Toledo con encanto, sin duda.

Ya hablaremos de Consuegra y sus atardeceres sobre el molino; de momento sumémoslo como uno de los grandes pueblos con encanto Toledo.

Pueblos bonitos de Guadalajara

Sigüenza: La Catedral y el castillo del siglo VIII alcanzan para que tu fin de semana en Castilla La Mancha se envuelva de un halo medieval.

Torija, conocida como “La Puerta de la Alcarria”, destaca por su castillo bajomedieval. Queda a pocos kilómetros de Guadalajara Capital, por lo que puedes ir y volver en el mismo día.

Valverde de los Arroyos es un exponente de la Arquitectura Negra, por el uso de la pizarra en sus construcciones. Visita las chorreras de Despeñalagua, una cascada con caída de 80 metros.

Molina de Aragón tiene su fortaleza sobre una colina y posee un castillo imponente como pocos.

Para hacer turismo Castilla La Mancha con niños, éstos o los pueblos turísticos Toledo son grandes opciones.

Pueblos con encanto Cuenca

Elegimos a Alarcón, Uclés y Belmonte como los pueblos bonitos de Cuenca, no porque el resto ofrezca menos ornamentación o inferior belleza arquitectónica o natural, sino por el patrimonio histórico que se concentra en sus castillos. En estos pueblos se ha tejido historia.  Si quieres pasar un fin de semana en Castilla La Mancha, aprovéchalos.

Ruta de Don Quijote

Hay Rutas España emblemáticas, y la Ruta de Don Quijote es una de ellas. Declarada Itinerario Cultural Europeo, resulta ideal en viajes mayores 55 o para hacer Castilla La Mancha con niños y adentrarlos en una de las grandes obras de la literatura universal. Es un recorrido de casi 2.500 kilómetros; puedes valerte de circuitos en autobús para hacer algunos tramos.

La ruta del Quijote Ciudad Real atraviesa los molinos de viento de Campo de Criptana. Tres conservan la maquinaria original del siglo XVI. En el libro, Don Quijote los enfrentaba como a adversarios: “…porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla”. En sus delirios de caballero apuntaba a los molinos con la lanza; los molinos que tú mismo verás cara a cara.

En Consuegra, subiendo el río Amarguillo, llegarás a los molinos que dominan la localidad. Visitarlos durante el amanecer o el atardecer crea una atmósfera mágica que revive la novela. Frente a ti tendrás un sendero entre la naturaleza, a un lado los antiguos molinos, y más abajo el Castillo de la Muela.

El pueblo Puerto Lápice fue lugar de paso de Don Quijote y Sancho Panza. Una construcción típica manchega, del siglo XVII, es conocida como la venta de Don Quijote. El patio central, el pozo y los soportales se conservan desde aquella época.

Entre las confrontaciones por los lugares a los que Cervantes aludió en su libro, Villanueva de los Infantes se adjudica el honor de ser “el lugar” de La Mancha.

En Argamasilla de Alba está la cueva del Medrano, donde estuvo preso Miguel de Cervantes: aquí ideó su novela.

Para otros circuitos o viajes España, entra aquí: Circuitos por España.

Castilla La Mancha trae consigo el romanticismo de las novelas de aventura. Las colinas y fortalezas medievales se expanden por todo su territorio. ¡Elige una buena ruta Castilla La Mancha 7 días si quieres tener una idea acabada de la región!