Saltar al contenido

Circuitos Navarra

Los circuitos de Navarra tienen a favor las distancias: en pocos kilómetros puedes disfrutar de grandes contrastes paisajísticos, desde los montañosos y verdes Pirineos de Navarra hasta los parajes semi-desérticos de las Bardenas Reales.

TURISMO NAVARRA

Su capital, Pamplona, es una de las principales paradas del Camino de Santiago; se la conoce sobre todo por la corrida de toros (la Fiesta de San Fermín). También se destaca por sus iglesias de estilo gótico, su casco antiguo, sus vertientes medievales y su gastronomía. Si buscas dónde comer en Navarra, empieza por la Capital: sus “pinchos” son una tradición, acompañados de un buen vino local. Para encontrar viajes y excursiones organizados desde Pamplona, entra aquí y descubre una larga lista de circuitos por Navarra.

Por fuera de la ciudad, hay pueblos de una gran belleza, como Ochagavia, enclavado en los Pirineos, a orillas del río, u Olite, una villa medieval consagrada turísticamente gracias al Palacio Real, un castillo imponente de la época de Carlos III.

¿Prefieres verde, montaña, desierto o pueblos medievales? Sigue leyendo… ¡Hay muchos lugares para visitar en Navarra!

CIRCUITO DE NAVARRA

Un punto estratégico desde el cual moverse por las rutas de Navarra es Sos del Rey Católico, un pueblo histórico donde la piedra abunda en pisos y paredes y te sumerge en un mundo medieval. Desde sus miradores puedes ver las cumbres nevadas de los Pirineos, e incluso puedes divisar el Monasterio de Leyre, una auténtica joya arquitectónica de arte románico.

A 56 kilómetros queda el Castillo de Olite, exponente del turismo de Navarra, y casi a la misma distancia el pueblo de Ujué, también medieval, sinuoso y alto: 840 metros de altura.

A 70 kilómetros de Sos se halla un espacio natural impresionante: las Bardenas Reales. En contraste con los pirineos verdes, montañosos y frescos del Norte, este Parque Natural es un lugar semidesértico, con picos escarpados y una belleza salvaje y exótica, como de otro planeta. Una excursión por Navarra donde el agua y la sombra escasean; donde sus montañas, moldeadas por la erosión, se dilatan en un paisaje desolado y silencioso. Caminar por la llanura interminable o subir a uno de sus cabezos para admirar su extensión, al borde de los riscos, es una experiencia que nunca olvidarás. Castildeterra es uno de estos cabezos. El lugar, como era de esperar, está impregnado de historias de ovnis, bandoleros y reyes; lo custodia una base militar.

QUÉ VER EN NAVARRA

Si quieres recorrer Navarra haciendo foco en sus lugares naturales, no podemos dejar de mencionarte la Selva de Iratí, uno de los bosques de hayedos y abetales más amplios y mejor conservados de toda Europa. Hay numerosos senderos que puedes seguir; uno de los más pintorescos es el que rodea al pantano de Irabia: después de siete kilómetros de pastizales y hayedos se llega a un embalse cristalino, en pleno corazón de la selva. El acceso con vehículo está prohibido. Es un espacio para disfrutar a pie o en bicicleta. 

Las Foces de Lumbier y Arbayún son uno de los viajes organizados desde Pamplona. Se trata de profundos cañones que rondan los 400 metros de altura; paredes verticales de roca caliza forman un corredor por donde circula el río y fuertes ráfagas de viento. Ambas foces pueden visitarse el mismo día: Lumbier está a 30 kilómetros de Sos, y Arbayún a 40, en la misma dirección.

Hay muchos sitios para visitar en Navarra. Si buscabas viajes mayores 55 y estas excursiones por Navarra son demasiado para ti, aquí tienes una larga lista de circuitos por España.